Tiburón ballena, elefantes, leones, los mejores lugares de África para ver fauna salvaje.

Las estrellas de África tienen nombre de animal salvaje. A los conocidos “Big Five” de todo safari ( león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte) cabe añadir especies marinas como el tiburón ballena o el gran tiburón blanco. No resulta fácil contemplarlos, pero sin duda, la experiencia por sí misma, merece la pena.

Festival de Ballenas.

El poder aparearse el único objetivo que persiguen las ballenas francas que acuden a la bahía en la localidad de Hermanus, cerca de Ciudad del Cabo ( Sudáfrica). De julio a noviembre, los meses en los que poder avistar decenas de cetáceos incluso desde tierra, porque estas se acercan a la playa para descansar junto a sus crías, lejos de los depredadores. También es posible su avistamiento desde Plettenberg Bay, una preciosa bahía cercana a Hermanus, en la que para verlas es necesario el subirse en una embarcación rápida. Una vez en la barca, se han de respetar las normas y se obliga a detenerse 300 metros antes del encuentro con el animal. A partir de aquí, serán las propias ballenas las que decidirán si acercarse a las embarcaciones y alegrar con su presencia, la vida de los turistas.

En busca del tiburón ballena.

Estamos ante el pez más grande que surca los océanos y una de las especies más antiguas del planeta. Los canales de las Islas Quirimbas son uno de los mejores lugares del mundo para bucear en busca de este gigante, totalmente inofensivo, que mide más de 15 metros de largo y pesa unas 20 toneladas. Las Quirimbas están frente a las costas del norte de Mozambique. Forman un conjunto de 32 islas, apenas habitadas, y alejadas del tráfico comercial por la escasa profundidad de sus aguas y sus grandes fondos de arena.  A estas se llega desde el aeropuerto mozambiqueño de Pemba. Más al norte del continente, el golfo de Tadjura ( Yibuti) también acoge el paso del tiburón ballena de octubre a enero.

La ruta de los elefantes.

Nos vamos al Parque Nacional de Chobe ( noroeste de Botsuana) ya que entre abril y noviembre se reune la mayor concentración de elefantes del mundo. Un espectáculo que es fácil de observar, ya que los accesos a este territorio son cómodos desde Victoria Falls, en Zimbabue. Con cuatro ecosistemas diferentes, cómodos lodges y atractivos campamentos, este parque constituye una de las zonas más atractivas de Botsuana para los amantes de la fauna salvaje. En Tanzania, y entre junio y julio también puede registrarse una gran concentración de elefantes en el Parque Nacional de Tarangire. Así, hasta 600 ejemplares se agupan en medio de acacias y baobabs, cuando la sequía empuja a las manadas hacia el lecho del Tarangire.

Gorilas de Montaña.

El Parque Nacional de los Volcanes, formado por 13.000 hectáreas de superfície, es el refugio de las escasas famlias de gorilas de montaña existentes en el planeta. Para su acceso, uno debe situarse en la frontera que separa Uganda de Ruanda. Una aventura que puede comenzar desde dos puntos de partida, en Kinigi, puerta de entrada ruandesa al parque, o en Buhoma, perteneciente a Uganda. Para el ascenso a ambas, uno debe estar en buena forma física, llevar ropa de abrigo para el frío y para protegerse de la humedad.  Unas expediciones controladas en todo momento por guardas y guías y el cupo de visitantes está restringido. Para acceder a este lugar único, el mejor mes del año es durante agosto.

El hogar de perros salvajes.

El Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, durante los últimos años está llevando a cabo un programa de actuación especial para proteger a una especie en grave riesgo de extinción: el perro salvaje africano ( hycaon pictus). Una vez en el parque, el visitante podrá acceder a través de nueve entradas, aunque la más utilizada es la Paul Kruger Gate, a doce kilómetros del campamento principal del parque, Skukuza, y relativamente cerca del Kruger Mpumalanga International Airport. Los vehículos privados pueden entrar y salir del parque en el día. Una vez en el parque, los visitantes pueden alojarse en los lodges estatales del interior del parque y realizar los diferentes safaris. Otra interesante opción es alojarse en las reservas privadas en los límites del parque, con unos fantásticos lodges.

El hogar del rinoceronte.

El Parque Hluhluwe - Umfolozi, situado a 300 kilómetros de la ciudad sudafricana de Durban, alberga la reserva de rinocerontes más importante del mundo. Gracias a los esfuerzos del parque, la protección de una especie en peligro de extinción, ha mejorado considerablemente. Es más, esto ha hecho que se exporten rinocerontes, tanto blancos como negros, a otros parques nacionales africanos, una actividad que les ha valido el reconocimiento internacional. A esta especie, también se pueden encontrar hipopótamos, elefantes, cocodrilos del Nilo o guepardos, además de un importante observatorio de aves.

El tiburón martillo.

El realizar una inmersión en las aguas de las costas sudafricanas del Índico, puede ser una auténtica experiencia. Al sur de Durban, y durante el verano austral, preparate para vivir algo único. Eso sí, debes ser un submarinista experto ya que las profundidades del arrecife de Protea Bank es el hábitat de gran cantidad de escualos, entre ellos el tiburón martillo. A 30 metros de profundidad, y durante 10 minutos de relevos, los amantes de las emociones fuertes pueden bucear entre estos animales con la cabeza en forma de T.

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s